“El Millo” avanza a semifinales de la Copa Libertadores

River plate le ganó 3-1 a Independiente en el partido de vuelta por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Luego del encuentro de ida en Avellaneda entre al “Millonario” y el “Rojo” que terminó 0 a 0 pero con un listado completo de emociones, “La Banda” dijo presente y se animó a pelearle al conjunto de Holan rompiendo las estadísticas.

En el Estadio Monumental el marcador se abrió a los 2′ de la segunda mitad de juego, gracias a Ignacio Scocco que con un gol que nació en su área defensiva luego de un error de Juan Manuel Gigliotti y que mas tarde atravezó toda la cancha, colocó lo que hasta ese instante era la victoria de River.

Seguido a esto, 8 minutos después, Independiente puso la igualdad en el contador y la victoria en el resultado global gracias al tanto de Silvio Romero, que con un hambre voráz de triunfo y luego de un raro rebote del arquero Armani que atajó un tiro de Gigliotti, le dió el avance parcial a su club.

Pero otra vez River apareció para arruinarle la noche al Rojo y así ponerse en ventaja nuevamente en el marcador, pero esta vez igualando el resultado final.

Con gol de Juan Quintero a los 24′ del encuentro, el Millonario le ganaba a Independiente por 2 a 1 y con muchas ganas de romperle la ilusión.

Fue así como a los 40 minutos del segundo tiempo, “la figura del partido”, Rafael Santos Borré, colocó la victoria definitiva para La Banda cerrado en 3 a 1.

El problema del fútbol, que se viene destacando en cualquier encuentro, son los árbitros y como era de esperar, también se hizo presente en este clásico.

En el arranque del partido, una falta no cobrada por el referee Anderson Daronco, hizo ver que el arbitraje sigue siendo malo y que el VAR esté pintado al óleo. En el área defensiva de River, Javier Pinola realizó un planchazo hacia el jugador de Independiente y debía ser expulsado del campo de juego y haberle otorgado el penal para CAI.

No obstante como si fuera poco, el árbitro también se equivocó al cobrar una mano inexistente de Emmanuel Gigliotti casi en el final del encuentro en una jugada que podía cambiar el resultado.

Sin embargo, estos hechos arbitrarios no cambiaron la felicidad de River Plate que una vez dado el pitazo final, festejó a lo loco su clasificación a la semifinal de la Copa Conmebol Libertadores.

Comentarios

Comentarios

Rocío Pérez

Periodismo Deportivo. Inglés. Otros títulos. Instagram: rochii.mp

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: